Ensaladas y verduras

Tomates y judías verdes en ensalada

Se escaldan doce tomates que deben ser redondos y lisos. Se pelan y se cortan en rodajas no demasiado finas. Se hierve un kilo de judías verdes con agua y sal, sin taparlas durante veinte minutos. Se escurren y se dejan enfriar. Se hierven ocho huevos, se pasan por agua fría y se pelan y se cortan en rodajas. En el fondo de la fuente se extiende una capa de judías verdes. Encima se forman pequeñas pirámides de tomates y huevos. Se adornan con estragón picado. Se sirve con salsa vinagreta. Foto:...

Leer más

Espárragos con mayonesa

Como este mes de mayo es un mes en el que abundan los espárragos, vamos a dejaros una simple y apetitosa receta que tiene como principal ingrediente al espárrago. Se elige un manojo de espárragos blancos cuanto más gruesos mejor. Se raspan un poco con un pelapatatas. Se parten por donde crujen. Se ponen a hervir en agua y sal y se cubren con un paño blanco a cocción lenta para evitar que se puedan partir. Cuando estén blandos se pasan por agua fría y se colocan en la fuente de servir. A continuación se prepara una salsa mayonesa y se sirve en salsera...

Leer más

Restaurante vegetariano Habanita. Sevilla

    Ubicado en el corazón de la Plaza de la Alfalfa de Sevilla, el restaurante Habanita es el único en Sevilla que, además de servir cocina vegetariana, nos puede hacer deleitar excelentes platos cubanos, además de comida mediterránea e internacional, todo con mucho colorido e impregnado del sabor de Cuba. Uno de los platos más solicitados es la “ensalada habanita”, a base sobre todo de manzana y champiñones, con su particular salsa afrodisíaca, alto secreto del chef. También destacan sus tartas caseras de chocolate blanco o, si lo prefieres, negro. Porque en el restaurante vegetariano Habanita todos los postres son caseros. El local del restaurante, lleno de colorido, se utiliza a veces también para conciertos y exposiciones de pintura. La dirección del restaurante Habanita de Sevilla es: Calle Golfo, 3 (cerca de la Plaza de la...

Leer más

El pimiento. Composición, virtudes y uso

    El pimiento tiene un 90% de agua, un 5,5% de hidratos de carbono, un 1,5% de proteinas, un 1% de grasas, un 1,3% de fibra y un 0,7% de cenizas. Es un alimento poco energético, con 25 kilocalorías por 100 gramos y su principal riqueza reside en la gran cantidad de vitaminas (A y C) y de minerales, sobre todo potasio, que contiene. El principio activo responsable del sabor picante se llama capsicina y cuenta con numerosas aplicaciones medicinales. En uso externo se emplea como rubefaciente (activa la circulación de la sangre), sobre todo en casos de reumatismo, artrosis, gota, tortícolis, lumbago, etc., bajo forma de tintura, linimento o pomada. Aunque muchos laboratorios la usan en sus preparados, ahí va una fórmula casera que podéis preparar fácilmente: se cortan finas 50 grs. de guindillas secas que se dejan en maceración durante quince días en alcohol de 96%. Pasado ese tiempo se cuela la tintura y se guarda en un frasco bien tapado. Las variedades picantes, y sobre todo en forma de pimentón, tienen más usos médicos que las dulces, utilizándose con profusión en las preparaciones homeopáticas destinadas a solucionar problemas de úlceras gástricas y duodenales, hemorroides, otitis, faringitis y anginas. El pimentón es desinfectante de la mucosidad bucal, del estómago y del intestino, de ahí que se emplee tanto en la cocina india y de otros paises tropicales donde tan fácil es padecer una infección intestinal. Además, su uso no perjudica a las otras colibacterias que viven normalmente en esta zona del cuerpo. También es carminativo, estimulante y digestivo, utilizándose en casos de hidropesía, diarrea y dolor de muelas. Estimula asimismo la secreción biliar. A pesar de estos aspectos positivos, un exceso de esta especia puede originar muy bien una gastritis. El pimiento fresco -el dulce- estimula la secreción gástrica y el peristaltismo intestinal, pero su digestión es muy lenta (unas tres horas). Conviene pues masticarlo bien. EL PIMIENTO EN LA COCINA El pimiento no es una hortaliza principal y aunque puede aparecer en gran cantidad de platos, casi siempre desempeña un papel secundario. Eso no significa que sea poco apreciado, pues con su sabor alegra muchas comidas y resulta imprescindible para preparar multitud de especialidades. Su diversidad cromática, que pasa del verde al rojo o al amarillo, ofrece un sinfin de contrastes junto a cereales u otras hortalizas.   Oferta...

Leer más