Hidratos de carbono

El pimiento. Composición, virtudes y uso

    El pimiento tiene un 90% de agua, un 5,5% de hidratos de carbono, un 1,5% de proteinas, un 1% de grasas, un 1,3% de fibra y un 0,7% de cenizas. Es un alimento poco energético, con 25 kilocalorías por 100 gramos y su principal riqueza reside en la gran cantidad de vitaminas (A y C) y de minerales, sobre todo potasio, que contiene. El principio activo responsable del sabor picante se llama capsicina y cuenta con numerosas aplicaciones medicinales. En uso externo se emplea como rubefaciente (activa la circulación de la sangre), sobre todo en casos de reumatismo, artrosis, gota, tortícolis, lumbago, etc., bajo forma de tintura, linimento o pomada. Aunque muchos laboratorios la usan en sus preparados, ahí va una fórmula casera que podéis preparar fácilmente: se cortan finas 50 grs. de guindillas secas que se dejan en maceración durante quince días en alcohol de 96%. Pasado ese tiempo se cuela la tintura y se guarda en un frasco bien tapado. Las variedades picantes, y sobre todo en forma de pimentón, tienen más usos médicos que las dulces, utilizándose con profusión en las preparaciones homeopáticas destinadas a solucionar problemas de úlceras gástricas y duodenales, hemorroides, otitis, faringitis y anginas. El pimentón es desinfectante de la mucosidad bucal, del estómago y del intestino, de ahí que se emplee tanto en la cocina india y de otros paises tropicales donde tan fácil es padecer una infección intestinal. Además, su uso no perjudica a las otras colibacterias que viven normalmente en esta zona del cuerpo. También es carminativo, estimulante y digestivo, utilizándose en casos de hidropesía, diarrea y dolor de muelas. Estimula asimismo la secreción biliar. A pesar de estos aspectos positivos, un exceso de esta especia puede originar muy bien una gastritis. El pimiento fresco -el dulce- estimula la secreción gástrica y el peristaltismo intestinal, pero su digestión es muy lenta (unas tres horas). Conviene pues masticarlo bien. EL PIMIENTO EN LA COCINA El pimiento no es una hortaliza principal y aunque puede aparecer en gran cantidad de platos, casi siempre desempeña un papel secundario. Eso no significa que sea poco apreciado, pues con su sabor alegra muchas comidas y resulta imprescindible para preparar multitud de especialidades. Su diversidad cromática, que pasa del verde al rojo o al amarillo, ofrece un sinfin de contrastes junto a cereales u otras hortalizas.   Oferta...

Leer más

Dieta equilibrada

    Seguir una dieta adecuada es clave para tener una buena salud y llevar una vida plena, activa y sana. Hay que tener en cuenta que cada individuo tiene unas características propias, por este motivo, antes de establecer una dieta, es necesario realizar un estudio personalizado dirigido por un especialista. Además de equilibrada, la dieta debe ser «personal e intransferible», de forma que el paciente pueda realizar todas sus actividades diarias y conseguir el peso ideal. El tratamiento debe llevarse a cabo durante varios meses, todo lo contrario de las llamadas «dietas milagro» que aseguran perder gran cantidad de kilos en poco tiempo, poniendo en peligro la salud de quienes la realizan y recuperando los kilos perdidos poco tiempo después. Obesidad y sobrepeso: El sobrepeso y la obesidad están considerados en la actualidad como la epidemia del siglo XXI. Esta enfermedad está asociada a patologías como la diabetes, la hipertensión, dolencias cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Obesidad en la infancia y la adolescencia: Se ha detectado que los niños con sobrepeso y obesidad, antes de llevar a la edad adulta, tiene problemas de colesterol, diabetes, de tipo social y psicológico y muchas posibilidades de convertirse en adultos obesos. Sin embargo, su prevención es posible, y más eficaz, cuanto a más temprana edad se trate. Beneficios de una dieta equilibrada: Según todos los especialistas, la combinación de una dieta equilibrada junto a la práctica de una actividad física adecuada es la manera más eficaz de combatir el sobrepeso y la obesidad. Además de ayudar a mantener el peso ideal, incrementa la esperanza de vida y reduce el riesgo de enfermedades como: artrosis, diabetes, colesterol, hipertensión, alteraciones de la circulación, enfermedades cardiovasculares, óseas, carencias nutricionales y una larga lista de enfermedades propias de nuestro estilo de...

Leer más

Hidratos de carbono

Los hidratos de carbono, glúsidos o carbohidratos, derivan de los vegetales e incluyen los almidones, la celulosa y los azúcares, que son compuestos simples de los almidones. La cantidad necesaria de hidratos de carbono mínima para un hombre adulto, sería de unos 40 grs. al día, que habitualmente se aseguran con un consumo de farináneos, cereales, legumbres, frutas y verduras. LOS AZUCARES: Se pueden subdividir en azúcares simples y azúcares compuestos. -Azúcares simples: Son muy abundantes en las frutas maduras (fructosa, glucosa y galactosa). También están muy presentes en la miel, en la caña de azúcar y en las remolachas (sacarosa), además de en la leche (lactosa) y en los cereales, sobre todo cuando se encuentran en fase de germinación (maltosa). -Azúcares compuestos: Principalmente son la lactosa y la sacarosa. Se absorben más rapidamente que los almidones, pero durante el proceso digestivo se tienen que descomponer en azúcares simples para poder ser absorbidos por el organismo. Los azúcares simples como la fructosa y la glucosa se absorben rápidamente y sin tenerse que descomponer. LOS ALMIDONES: También llamados polisacáridos, forman parte sobre todo de los cereales y derivados, como el arroz, el trigo, la pasta, el pan, etc. Además, están contenidos en las legumbres y los tubérculos. No tienen sabor azucarado y el proceso de asimilación por el organismo es más complicado, puesto que requieren varios procesos de degradación. Por lo tanto, tienen un proceso digestivo lento y laborioso. LA CELULOSA: Es un compuesto orgánico muy extendido en las plantas. Es uno de los productos finales de la síntesis clorofílica y desempeña funciones de soporte. Es un hidrato de carbono producido por la condensación de la glucosa. La celulosa es muy importante para la alimentación, aunque no se asimila y por tanto no tiene valor nutritivo. Sin embargo, gracias a su masa no solo se acelera el proceso de eliminación de la escoria digestiva, sino que también disminuye la concentración de las bacterias, reduciéndose enormemente el contacto de éstas con las paredes intestinales. Es muy importante en nuestra alimentación, ya que determina una reducción de la tasa de colesterol en la sangre y obstaculiza la aparición de diversos estados...

Leer más

Contenidos de las principales frutas y verduras

ACELGA: Vitamina A y C ALBARICOQUE: Fósforo, hierro, calcio y vitamina A ALMENDRAS DULCES: Calcio, fósforo, magnesio y vitaminas A y B APIO: Magnesio, hierro, yodo y vitaminas A, B y C BERROS: Cloro, azufre, potasio y vitaminas A, B2 y E CALABAZA: Vitamina A CEBOLLA: Potasio, azufre y vitamina C ESPARRAGOS: Manganeso, hierro, fósforo y vitaminas A y B ESPINACAS: Sodio, potasio, calcio y vitaminas B y C FRAMBUESA: Vitamina C FRESAS: Calcio, hierro, fósforo, magnesio y vitaminas B y C GROSELLAS: Vitamina C LECHUGA: Hierro, calcio, fósforo y vitaminas A, B, C, D y E LIMON: Potasio y vitamina C MANZANA: Potasio y vitaminas B1 y B2 MELON: Vitaminas A, B1 y C MEMBRILLO: Vitaminas A y B MORAS: Tanino, cianino y vitaminas A y C NARANJA: Vitamina C PAPAYA: Calcio PATATA: Sodio y vitaminas B y B1 PEPINO: Azufre, manganeso, mucílagos y vitaminas A, B y C PEREJIL: Potasio, calcio, fósforo, yodo y vitaminas A, B y C PIÑA: Potasio POMELO: Acido cítrico y vitaminas C y P PUERROS: Fósforo, magnesio, sílice y vitaminas B y C RABANOS: Yodo, magnesio, azufre y vitaminas A, C y P REMOLACHA: Magnesio, fósforo y vitaminas A, B y C REPOLLO: Azufre, magnesio, potasio, calcio y vitaminas A, B1 y B2 TOMATE: Hierro, fósforo y vitamina C UVAS: Potasio, manganeso, calcio y vitaminas A, B1 y B2 ZANAHORIA: Fósforo, calcio, magnesio y vitaminas A, B y...

Leer más