Todo sobre "cereales"

La cocina del Tibet es básicamente vegetariana por respeto a la vida

La cocina del Tibet es básicamente vegetariana por respeto a la vida

    Basada en verduras y cereales, la cocina tibetana es prácticamente vegetariana, ya que incorpora muy poca alimentación animal «por respeto a la vida», siguiendo la filosofía budista. Tashi Tsering, cocinero nacido en El Tibet en 1967 y que vive en Austria desde hace seis años, afirma que «los clientes que comen cocina tibetana se sienten más sanos y ligeros, porque es una comida muy natural». Tsering estará hasta el jueves en el espacio «Cocinas de la diversidad» mostrando las recetas más características del Tibet. La cocina tibetana es poco conocida y las recetas varían de una parte a otra del país. En el norte, más frío, se comen más cereales (mijo, trigo, avena, maíz y arroz que importan de China o India, ya que allí no hay), porque los cereales aportan una energía concentrada que calienta y ayuda a combatir las bajas temperaturas. En el sur, donde hace más calor, hay más verduras, que enfrían el cuerpo y aportan una energía más centrada. La cocina tibetana es «muy natural, sana y ligera», no es picante y no incorpora apenas elementos extremos que nos hacen sentir muy extravertidos o pesados, como pueden ser las especies o las carnes, respectivamente. Por la altura tampoco disponen de demasiada fruta. Utilizan hierbas medicinales y abusan poco del cordero, el yak o la vaca, los animales de los que suelen alimentarse. La leche y sus derivados también forman parte de su dieta. Debido al clima todo lo toman muy caliente, y el...

Alimentos buenos y malos para el excema

Alimentos buenos y malos para el excema

    Os pasamos una relación de alimentos que son buenos para controlar el eccema y otros que no lo son tanto, ya que propicia que éste se vuelva difícil para hacerlo desaparecer. Entre los alimentos que son buenos para controlar el eccema se encuentran: Aguacates, soja, frutos secos, aceite de oliva, legumbres, espárragos, cítricos, cereales completos y plátanos. Entre los alimentos que se deben tomar con moderación están: Leche, cereales refinados y huevos. Y entre los alimentos no aconsejables encontramos los siguientes: Picantes, comidas especiadas, café, alcohol, chucherías, platos preparados, alimentos grasos y quesos...

Alergia a los cereales, a la soja, a las frutas y a las legumbres

Alergia a los cereales, a la soja, a las frutas y a las legumbres

  La harina de trigo, cebada, avena, etc. pueden ser causa de alergia alimentaria a cualquier edad. Una importante enfermedad intestinal de los niños, la celiaquía, es una forma especial de alergia a cierta sustancia (gluten) contenida en el trigo, cebada y centeno.  La alergia a la soja es relativamente frecuente. Hay que tener en cuenta que un niño alérgico a la leche de vaca, y alimentado con leche de soja puede hacerse alérgico yambién a esta última. En este caso se deberán utilizar leches a base de hidrolizados de proteína, que no tienen prácticamente ningún poder alergénico. Los frutos secos (nueces, almendras, cacahuetes, etc.) son una causa frecuente de alergia alimentaria. Entre los frutos frescos destacan la manzana, melocotón, pera, cereza y otras (albaricoques, uvas). Las frutas tropicales, en especial el kiwi, también pueden causar reacciones alérgicas. Otros alimentos causantes de la alergia son: espinacas, apio, lentejas, etc. Muchas veces coexiste la sensibilización alérgica a frutos frescos, frutos secos y legumbres. Aunque la alergia a proteínas animales en los niños pequeños (leche de vaca, huevo) tiende a desaparecer espontáneamente, y a partir de los 2 y 4 años de edad son capaces de tolerar estos alimentos perfectamente, no ocurre lo mismo con el resto de alergias alimentarias. Estas suelen aparecer en edades más avanzadas, generalmente en niños y adultos jóvenes, y persisten indefinidamente. Otro aspecto que hay que mencionar es que, en ocasiones, un paciente que se sabe alérgico a un alimento y sigue una dieta exenta del...

Sanos bocados

Hemos realizado una clasificación de alimentos sanos según resulten de realmente efectivos a mediocres. EFECTIVOS Aceite de oliva.- Es la mejor elección en el caso de las grasas, por su composición equilibrada, suficiente en poliinsaturados y riquísima en monoinsaturados. Ajo.- El ajo tiene efectos positivos frente a los transtornos intestinales, la hipertensión, las infecciones por hongos y los resfriados. Como revitalizador también tiene grandes propiedades. A la alicina se le atribuye un extraordinario poder bactericida, el selenio es un potente antioxidante que actúa contra el envejecimiento y arteriosclerosis, contiene germanio, al que incluso se le atribuye una acción anticancerígena. Miel.- Está compuesta de fructosa y glucosa, aunque también contiene aminoácidos libres, proteinas, encimas, minerales y pigmentos y sustancias aromáticas volátiles. Las inhibinas son sustancias bactericidas que resultan eficaces contra las afecciones rinofaríngeas. Resulta un excelente sustituto del azúcar blanco. Cereales y mueslis.- Cada vez están más presentes en los desayunos mediterráneos y desde siempre han formado parte de las costumbres centroeuropeas. UTILES Ensaladas.- Su aporte energético y nutritivo es escaso; sin embargo, es una excelente forma de ingerir mucha fibra y pocas calorías. Si proceden de cultivos biológicos, mucho mejor. Ginseng.- Los aficionados a esta raiz hablan maravillas de su acción estimulante. Es original de Manchuria y China, tomada en infusión o en preparados farmacéuticos tiene propiedades tónicas, estimulantes y afrodisíacas. Jalea Real.- Pertenece al grupo de nutrientes reservada para situaciones de grandes necesidades energéticas. Es fluida y transparente, rica en glúcidos, proteínas y vitaminas. Tiene usos terapéuticos, sobre...