Dietas

Motivos para incluir el tomate en nuestra dieta

El tomate es uno de los alimentos clave en la dieta mediterránea, de hecho, su producción está presente en nuestro país desde tiempos inmemoriales. Aunque es cierto que los orígenes de este fruto se encuentran en América, los colonos españoles se encargaron de traer este producto tan saludable del nuevo mundo y, desde entonces, nos hemos encargado de cultivarlo y exportado al resto de Europa. Los beneficios del tomate son numerosos y diversos. En este sentido, los nutricionistas y endocrinos consideran que se trata de un alimento imprescindible en nuestra dieta, debido al importante aporte de nutrientes que conlleva su consumo. Precisamente por ser un alimento impuesto en dietas de adelgazamiento puede parecer un alimento insulso, pero nada más lejos de la realidad, esta hortaliza presenta una gran versatilidad en la cocina, puede prepararse en ensaladas, salsas, solo e, incluso en zumos y en forma de mermelada. Para aprovechar todas sus propiedades y beneficios conviene acudir a tiendas ecológicas en Madrid, donde nos aseguraremos de que los tomates orgánicos que adquirimos mantienen todas sus propiedades y beneficios. Directamente del campo a tu mesa, el tomate ecológico es más sabroso, jugoso y nutritivo. Ciertamente, si por algo destaca el tomate, es por ser el ingrediente estrella de las ensaladas. Sin embargo, debemos acostumbrarnos a consumirlo habitualmente, ya que este alimento es una fuente inagotable de vitaminas, minerales y muchos otros nutrientes esenciales para gozar de buena salud. Los tomates constituyen antioxidantes naturales que facilitan la prevención de numerosas enfermedades como pueden ser: algunos tipos de cáncer, patologías cardiovasculares o degenerativas, demencias e, incluso, ayuda a minimizar el impacto de los signos del envejecimiento. Según determina un estudio realizado en EE.UU el tomate ayuda a minimizar el riesgo de sufrir cáncer de próstata. Esta investigación concluye que los hombres que consumen tomate con frecuencia tienen un 25% menos de posibilidades de padecer este tipo de patología. Además, está científicamente demostrado que el tomate y el corazón hacen buena pareja. De hecho, incluir el consumo de tomate en nuestra dieta tiene una incidencia directa sobre la salud cardiovascular. Según una investigación llevada a cabo en la Universidad de Cambridge, el consumo de tomate mejora la circulación y reduce la hipertensión arterial. Otra propiedad del consumo de tomate es su capacidad para controlar enfermedades como la diabetes de tipo 2 o reducir el colesterol. Por todo ello, la tendencia actual es optar por comprar esta hortaliza en alguna tienda ecológica en Madrid, con el objetivo de consumir este vegetal sin ninguna alteración en su sabor, nutrientes o propiedades. Otra opción rápida y cómoda es adquirir estos productos en alguna tienda online como tomatomates.es, donde encontrarás una gran variedad de productos ecológicos, que te...

Leer más

Adelgazar dejando las dietas a un lado

    Al azar he encontrado este simpático y curioso texto, del que no sé su autor, y he pensado que merece la pena que conozcais su contenido, ya que está lleno de humor y cierta ironía; sin embargo, creo que puede darnos algunas claves reales que sirven para adelgazar sin tener que depender de una dieta tediosa y muchas veces sin resultados favorables y eficaces. Porque ya sabemos que las dietas, en muchas ocasiones solo aportan ilusiones temporales y decepciones a largo plazo. Que cada cual saque sus propias conclusiones. A mí, en particular, el texto me ha parecido muy interesante. 35 TRUCOS PARA ADELGAZAR SIN PONERTE A DIETA ¿Quieres adelgazar pero no puedes ponerte a dieta? Siguiendo estos consejos no tienes que preocuparte por dietas, ni dejar de comer, son unos simples trucos que pueden ayudarte. 1. Diluye el jugo. En vez de tomarte un jugo normal, ponle la mitad de agua para diluirlo. Puedes reducir hasta 85 calorías por vaso. 2. Usa el teléfono inalámbrico. Cuando hables por teléfono, en vez de estar acostada viendo la tele, ponte a lavar la ropa (68 cal.), poner la mesa (85 cal.), regar las plantas (102 cal.), etc. 3. Mastica chicle. Se ha descubierto que estar masticando chicle sin azúcar todo el día, ayuda a elevar tu metabolismo un 20%. 4. Paga por dulces regalados. Si alguien te regala un dulce, pon una moneda de 10 pesos en un bote, después da ese dinero a alguien que lo necesite. Te va a costar más aceptar dulces «regalados» cuando en realidad estas pagando un precio por ellos. 5. Estudia la envoltura. A simple vista parece que un dulce o chocolate tiene, por ejemplo 200 calorías, pero si te fijas bien, casi todos traen dos porciones, entonces tiene el doble de calorías. 6. Toma te verde antes de hacer ejercicio. La cafeína libera ácidos grasos, haciendo que quemes grasa más rápido. Y los antioxidantes que contiene el te, junto con la cafeína, ayudan a que quemes calorías mas rápido. (si tienes presión alta, no es bueno que tomes te). 7. Evita las malteadas de dieta. Solo ahorras calorías temporalmente, porque luego te da hambre como quiera y comes más. 8. Cena en casa. Cenar en restaurantes cinco o más días de la semana puede hacerte engordar (por lo menos comes 300 calorías más por día). 9. Sustituye la mantequilla. Ponle aceite de oliva al pan en vez de mantequilla, es más saludable y te quita un poco el hambre, para que comas menos. 10. Usa linaza en polvo. La linaza es alta en fibra, te ayuda a saciarte más rápido y a eliminar calorías. 11. Aderezo bajo en calorías (20 cal....

Leer más

Pequeños remedios para solucionar grandes males

    Si queremos estar siempre a punto en salud, aquí os dejo unos grandes remedios caseros  para hacer frente a ciertos contratiempos que se nos pueden presentar en nuestro organismo. Calmar la tos: Llantén, drosera, amapola, caléndula, tomillo, manzanilla dulce, manzanilla amarga, regaliz, anís verde, malva y malvalisco. Diarrea: Salicaria y hiedra terrestre. Reúma: Harpagofito, alcachofera, diente de león, manzanilla, mejorana y romero. Estimulante de las defensas del organismo: Equinacea y eleuterococo. Fortalecer el corazón: Espino albar, muérdago y gordolobo. Antianémicos: Ortiga verde, cola de caballo y romaza. Favorecer el drenaje hepático: Achicoria, romero y fumaria. Disminuir el colesterol: Muérdago, ortiga verde, ortosifón y espino...

Leer más

Dieta equilibrada

    Seguir una dieta adecuada es clave para tener una buena salud y llevar una vida plena, activa y sana. Hay que tener en cuenta que cada individuo tiene unas características propias, por este motivo, antes de establecer una dieta, es necesario realizar un estudio personalizado dirigido por un especialista. Además de equilibrada, la dieta debe ser «personal e intransferible», de forma que el paciente pueda realizar todas sus actividades diarias y conseguir el peso ideal. El tratamiento debe llevarse a cabo durante varios meses, todo lo contrario de las llamadas «dietas milagro» que aseguran perder gran cantidad de kilos en poco tiempo, poniendo en peligro la salud de quienes la realizan y recuperando los kilos perdidos poco tiempo después. Obesidad y sobrepeso: El sobrepeso y la obesidad están considerados en la actualidad como la epidemia del siglo XXI. Esta enfermedad está asociada a patologías como la diabetes, la hipertensión, dolencias cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Obesidad en la infancia y la adolescencia: Se ha detectado que los niños con sobrepeso y obesidad, antes de llevar a la edad adulta, tiene problemas de colesterol, diabetes, de tipo social y psicológico y muchas posibilidades de convertirse en adultos obesos. Sin embargo, su prevención es posible, y más eficaz, cuanto a más temprana edad se trate. Beneficios de una dieta equilibrada: Según todos los especialistas, la combinación de una dieta equilibrada junto a la práctica de una actividad física adecuada es la manera más eficaz de combatir el sobrepeso y la obesidad. Además de ayudar a mantener el peso ideal, incrementa la esperanza de vida y reduce el riesgo de enfermedades como: artrosis, diabetes, colesterol, hipertensión, alteraciones de la circulación, enfermedades cardiovasculares, óseas, carencias nutricionales y una larga lista de enfermedades propias de nuestro estilo de...

Leer más