Todo sobre "guisantes"

Buenos consejos para tu pequeño huerto

Buenos consejos para tu pequeño huerto

Conservar las legumbres Las patatas, los rábanos y las zanahorias, entre otros, se pueden conservar perfectamente por desecación. Se colocarán las legumbres bien limpias sobre unos bastidores de madera con tela metálica y sin que se toquen unas con otras. Introduciremos estos bastidores en un horno a una temperatura entre 35º y 60º. Las expondremos alternativamente al aire y al calor. Una vez secas, las guardaremos en cajas de madera bien cerradas y lejos de un ambiente húmedo. Legumbres secas Después de lavar con agua tibia y eliminar las legumbres estropeadas, las pondremos al remojo durante 12 horas en agua fría. Si el agua es demasiado calcárea, añadiremos un poco de bicarbonato de sosa. Las legumbres sin cáscaras solo se deben dejar en remojo 2 horas antes de cocer, con el fin de evitar que el exceso de agua transforme el almidón en azúcar. Coceremos las legumbres evitando la ebullición del agua y añadiremos unos 8 o 10 gramos de sal por cada litro de agua. Guisantes y judías verdes en botellas -Herviremos agua ligeramente salada y echaremos en ésta las legumbres peladas. Las metemos en botellas con el agua, dejando un pequeño espacio vacío. Después tapamos y atamos con cordeles los tapones. Las recubrimos con una tela y las hervimos al baño maría durante 10 minutos. Las dejamos enfriar en el agua y lacramos los tapones. -Lavamos las legumbres con agua tibia. Las metemos en botellas con agua hervida y por encima vertemos una solución de 1 gramo...

Tomates rellenos con salsa tártara

Tomates rellenos con salsa tártara

Ingredientes: 6 tomates grandes 2 cucharadas de guisantes tiernos unas hojas de espinacas escogidas y muy tiernas 1/2 cebolla unas ramitas de perejil unas cucharadas de salsa mayonesa 1 lechuga Preparación: Se corta la parte de arriba de los tomates y se saca la pulpa con una cucharilla. Se pica la pulpa con las espinacas, perejil, cebolla y unas hojas de lechuga. Mezclar este picadillo con la mayonesa y los guisantes crudos o cocidos y enfriados y llenar los tomates con esta preparación. Se les pone encima las hojas de lechuga. Las hojas de las espinacas debes ser pequeñas y muy...

Comer hortalizas reduce casi un 40 por ciento el endurecimiento de las arterias

Mantener una dieta que incluya la ingesta habitual de cinco hortalizas comunes, como brócoli, judías verdes, maiz, guisantes y zanahorias, puede suponer una reducción del 38 por ciento en el endurecimiento de las arterias frente a dietas sin presencia de este tipo de alimentos, según las conclusiones de un estudio realizado por científicos del Centro Médico de la Universidad estadounidense de Wake Forest que publica la revista Journal of Nutrition. Para llegar a sus conclusiones, los autores del estudio utilizaron ratones especialmente criados para desarrollar arteriosclerosis, patología que consiste en la creación en los vasos sanguíneos de paredes de placas de grasa que pueden provocar una reducción del flujo sanguíneo. En concreto, estos ratones tenían niveles especialmente elevados de lipoproteína de baja densidad, el llamado «colesterol malo», que en seres humanos es un factor de riesgo para padecer la enfermedad. La mitad de los ratones fueron alimentados con una dieta sin productos vegetales y la otra mitad recibieron un régimen alimenticio en el que el 30 por ciento de las calorías procedía de una mezcla de las citadas hortalizas, que están entre las más consumidas en los Estados Unidos. Tras dieciseis semanas, los investigadores midieron las dos formas de colesterol, descubriendo que en los ratones que se alimentaron con hortalizas el espesor de las placas era un 38% más reducido que en el caso de los ratones de cuyas dietas se eliminó la...

Guisantes cocidos y huevos con guisantes

Ingredientes (4 personas): 900 grs. de guisantes 1 taza de agua azúcar hojitas de menta sal Preparación: Se quitan los guisantes de las vainas (que pueden usarse para un caldo vegetal) y se meten en agua fría, hirviéndolos durante unos 25 minutos. Se añade sal y azúcar y unas hojitas de menta. —– Otra opción: Huevos con guisantes Si los guisantes son de lata, se ponen a calentar al baño maría una vez abierta la lata. Una vez calientes, se rehogan con treinta gramos de mantequilla sin que lleguen a freir pues se endurecen. Se pone en cada plato, especial  para el horno, un huevo partido, se meten al horno con un poco de mantequilla y cuando están a medio hacer se reparten los guisantes en los seis platos. Terminar de cocer y servir inmediatamente....