Todo sobre "hidratos de carbono"

El pimiento. Composición, virtudes y uso

El pimiento. Composición, virtudes y uso

    El pimiento tiene un 90% de agua, un 5,5% de hidratos de carbono, un 1,5% de proteinas, un 1% de grasas, un 1,3% de fibra y un 0,7% de cenizas. Es un alimento poco energético, con 25 kilocalorías por 100 gramos y su principal riqueza reside en la gran cantidad de vitaminas (A y C) y de minerales, sobre todo potasio, que contiene. El principio activo responsable del sabor picante se llama capsicina y cuenta con numerosas aplicaciones medicinales. En uso externo se emplea como rubefaciente (activa la circulación de la sangre), sobre todo en casos de reumatismo, artrosis, gota, tortícolis, lumbago, etc., bajo forma de tintura, linimento o pomada. Aunque muchos laboratorios la usan en sus preparados, ahí va una fórmula casera que podéis preparar fácilmente: se cortan finas 50 grs. de guindillas secas que se dejan en maceración durante quince días en alcohol de 96%. Pasado ese tiempo se cuela la tintura y se guarda en un frasco bien tapado. Las variedades picantes, y sobre todo en forma de pimentón, tienen más usos médicos que las dulces, utilizándose con profusión en las preparaciones homeopáticas destinadas a solucionar problemas de úlceras gástricas y duodenales, hemorroides, otitis, faringitis y anginas. El pimentón es desinfectante de la mucosidad bucal, del estómago y del intestino, de ahí que se emplee tanto en la cocina india y de otros paises tropicales donde tan fácil es padecer una infección intestinal. Además, su uso no perjudica a las otras colibacterias que viven...

Hidratos de carbono

Hidratos de carbono

Los hidratos de carbono, glúsidos o carbohidratos, derivan de los vegetales e incluyen los almidones, la celulosa y los azúcares, que son compuestos simples de los almidones. La cantidad necesaria de hidratos de carbono mínima para un hombre adulto, sería de unos 40 grs. al día, que habitualmente se aseguran con un consumo de farináneos, cereales, legumbres, frutas y verduras. LOS AZUCARES: Se pueden subdividir en azúcares simples y azúcares compuestos. -Azúcares simples: Son muy abundantes en las frutas maduras (fructosa, glucosa y galactosa). También están muy presentes en la miel, en la caña de azúcar y en las remolachas (sacarosa), además de en la leche (lactosa) y en los cereales, sobre todo cuando se encuentran en fase de germinación (maltosa). -Azúcares compuestos: Principalmente son la lactosa y la sacarosa. Se absorben más rapidamente que los almidones, pero durante el proceso digestivo se tienen que descomponer en azúcares simples para poder ser absorbidos por el organismo. Los azúcares simples como la fructosa y la glucosa se absorben rápidamente y sin tenerse que descomponer. LOS ALMIDONES: También llamados polisacáridos, forman parte sobre todo de los cereales y derivados, como el arroz, el trigo, la pasta, el pan, etc. Además, están contenidos en las legumbres y los tubérculos. No tienen sabor azucarado y el proceso de asimilación por el organismo es más complicado, puesto que requieren varios procesos de degradación. Por lo tanto, tienen un proceso digestivo lento y laborioso. LA CELULOSA: Es un compuesto orgánico muy extendido en las plantas....