Todo sobre "manzana"

Sano como una manzana

Sano como una manzana

«Sano como una manzana» es una locución muy popular, usada muchas veces cuando pretendemos dar una idea clara sobre algo pleno de salud y en muy buen estado. Tengamos en cuenta que desde tiempos remotos, la manzana ha gozado de gran prestigio entre las frutas, siendo siempre utilizada de muy variadas formas en la cocina de diferentes culturas ancestrales. El manzano es un árbol que pertenece a la familia de las rosáceas, teniendo gran parecido al peral, aunque no llega a alcanzar la altura de éste. También se diferencian en que la manzana es menos azucarada y algo más ácida que la pera. El manzano es un árbol bastante resistente y puede ser plantado en casi cualquier tipo de terreno, aunque crece mejor en terrenos de naturaleza arcillosa o calcárea, además de que no suele medrar en las tierras húmedas. La reproducción del manzano puede realizarse por semillas, por acodos y por estacas. De todas formas, si utilizamos semillas conseguiremos siempre árboles más vigorosos, aunque existe el inconveniente de que más tarde deberemos injertarle ramas de variedades seleccionadas. Sin embargo, los árboles que proceden de estacas o acodos no necesitan de este injerto. Todas derivando del manzano silvestre, actualmente encontramos diversas variedades que se suelen plantar en los jardines, debido al aspecto decorativo que le dan sus frutos. Éstos, aunque no sean comestibles, se utilizan para obtener una mermelada excelente. Aunque en los últimos tiempos las exigencias del mercado han hecho que las razas tradicionales de esta fruta se...

Restaurante vegetariano Habanita. Sevilla

Restaurante vegetariano Habanita. Sevilla

    Ubicado en el corazón de la Plaza de la Alfalfa de Sevilla, el restaurante Habanita es el único en Sevilla que, además de servir cocina vegetariana, nos puede hacer deleitar excelentes platos cubanos, además de comida mediterránea e internacional, todo con mucho colorido e impregnado del sabor de Cuba. Uno de los platos más solicitados es la «ensalada habanita», a base sobre todo de manzana y champiñones, con su particular salsa afrodisíaca, alto secreto del chef. También destacan sus tartas caseras de chocolate blanco o, si lo prefieres, negro. Porque en el restaurante vegetariano Habanita todos los postres son caseros. El local del restaurante, lleno de colorido, se utiliza a veces también para conciertos y exposiciones de pintura. La dirección del restaurante Habanita de Sevilla es: Calle Golfo, 3 (cerca de la Plaza de la...

Ponche de frutas

Ponche de frutas

    Media botella de mosto de uva negra Una botella de mosto de uva blanca Una botella de zumo de manzana En primavera-verano: 2 peras, 250 gramos de fresones, 2 naranjas en rodajas, 2 plátanos cortados en daditos, o bien, 2 melocotones, 250 gramos de cerezas deshuesadas bien maduras, un limón en rodajas y 2 plátanos. En otoño: 250 gramos de uva, una granada desgranada, 2 naranjas en rodajas, una manzana a trocitos y dos plátanos. En invierno: 2 naranjas en rodajas, 2 o 3 kiwis en rodajas, una manzana y una pera en daditos, 2 plátanos en rodajas y algunos gajos de mandarina. Con dos o tres horas de antelación para que se desarrolle el sabor, se mezclan los daditos de truta con los zumos y se dejan en la nevera. Aparte se puede tener a mano para los incondicionales de las burbujas una botella de gaseosa para añadir un chorrito en el último momento. Para servir el ponche se puede humedecer el borde de los vasos y pasarlo por la fructosa. Quedarán escarchados como en los cócteles para los adultos. Si los invitados son demasiado pequeños, nada de filigranas: mejor vasos de cartón con una pizquita de color para...

Peras con jalea de manzana

Peras con jalea de manzana

Ingredientes: 2 peras de invierno El zumo de medio limón 75 gramos de azúcar moreno 250 cc. de zumo de manzana Una piel de naranja y una de limón Un palo de canela y un clavo 150 cc. de concentrado de manzana que contenga agar-agar 250 cc. de nata líquida Elaboración: Se pelan las peras y se dejan en agua con zumo de limón. En un cazo se mezclan el azúcar, el zumo de manzana, la canela, el clavo y las pieles de fruta. Se lleva al fuego y cuando el azúcar esté disuelto se añaden las peras. Se cuecen hasta que estén tiernas pero no se deshagan. Se reduce el líquido hasta que tenga la consistencia de un almíbar espeso y se le añade el concentrado de manzana. Cuando la mezcla sea homogénea se aparta del fuego y se deja enfriar hasta que adquiera cierta consistencia. Se riegan las peras con esta salsa dulce y se dejan enfriar en la nevera. Al servir se adorna con la nata montada y se acompaña con un par de rodajas de...