Todo sobre "piñones"

Recetas nutritivas con setas. Poca grasa y mucha fibra

Recetas nutritivas con setas. Poca grasa y mucha fibra

Estamos en plena temporada de setas y como siempre hay que utilizar los alimentos de temporada, se notará en el paladar y en el bolsillo. Las setas contienen muy pocos hidratos de carbono y ninguna grasa, sin embargo son muy ricas en potasio y en fibra por lo que son muy convenientes para dietas de adelgazamiento. Caprichos de setas Ingredientes: _ 1/2 K. de setas _ 1 cebolla mediana _ Leche (aprox. 1/2 litro) _ 1 puñado de piñones _ 1 pellizco de nuez moscada _ Harina _ Pan rallado _ 2 huevos _ Sal _ aceite de oliva para freir Elaboración: Se parten a trocitos las setas y se frien a fuego lento. No es conveniente freirlas mucho, solo un poco para que suelten el agua. Se reservan las setas y a continuación picamos la cebolla muy pequeñita, la echamos a la sartén y cuando se empiece a dorar añadimos los piñones. Escurrimos el aceite de la sartén y añadimos las setas. Vertemos la leche en la sartén, le añadimos sal y un puñadito de nuez moscada. Vamos añadiendo la harina ayudándonos de un colador y sin parar de remover con una rasera para que no nos forme grumos ni se pegue. El punto para esta masa es cuando esté hirviendo a borbotones y al moverla se despegue de la sartén. La masa se pone en una fuente llana y se pone a enfriar hasta el día siguiente porque para hacer las albóndigas se manipulará mejor.    ...

Cardo con piñones

Cardo con piñones

Después de limpio y lavado en agua fresca un cardo blanco, se deja escurrir una media hora. Se pone aceite en una sartén, se echa un diente de ajo picado y se deja bien frito, se retira, se añade una cucharada grande de harina y se dora. A continuación se echa el cardo y se saltea. En un mortero se machacan 100 grs. de piñones, se deslíen con un poco de agua y se incorporan al cardo. Se deja cocinar todo al fuego moderado durante una media hora, hasta que el cardo esté tierno pero no demasiado...

Horchata de chufa

Horchata de chufa

    La chufa llegó a España con los árabes. Primero probaron a sembrarla en Málaga, pero el clima y la tierra no resultaron ser los idóneos para conseguir el punto que se pretendía, el sabor especial que requería aquel refresco dulzón y espeso, capaz de calmar la sed de los nómadas del desierto de Chufi, la región sudanesa de donde procede este pequeño tubérculo. Mientras se drigían hacia las Galias, los musulmanes fueron probando en las tierras por donde pasaban: Almería, Murcia y Alicante. Sin embargo, todo fue en vano. Hizo falta llegar a las tierras que rodean Valencia para encontraron los suelos arenosos adecuados, las elevadas temperaturas idóneas y el entorno ideal en el que la chufa consiguió adquirir una calidad máxima y un sabor dulce característico. De esa forma, en la comarca de L’Horta enraizó la chufa y en Alboraia se inició la comercialización de la horchata. En la actualidad se cultivan casi mil hectáreas que producen alrededor de seis millones de kilos de chufas verdes, de las que el ochenta y cinco por ciento se destinan a la horchata. Y si de Chufi vinieron los tubérculos y el nombre, la historia cuenta que su cristianización correspondió al rey Jaime I, el conquistador. La leyenda habla de que estando éste de paseo una tarde calurosa de verano del año 1240 por la huerta, sintiéndose sudoroso y sediento, paró a descansar con su séquito en una alquería mora de Alboraia. Una muchacha del lugar le ofreció un...

Salsa árabe. Arabia Saudita

Salsa árabe. Arabia Saudita

Ingredientes: 10 cucharadas de piñones picados 5 cucharadas de aceite de oliva 2 cucharadas de agua Jugo de 2 limones, ajo, perejil, sal Elaboración: Licuar todo y colocar en una salserita de vidrio o loza. Acompañar platos de pescado al...