Volver

Postres, tartas, repostería y dulces

Dulces y yemas para tomar con el café

Dulces y yemas para tomar con el café

Los dulces de sobremesa son una parte imprescindible de cualquier comida en toda regla. Sin embargo, han de cumplir un condición básica: que su tamaño sea pequeño, con el fin de que quepa en la boda de una vez, y debe encerrar además la esencia del dulce para poder saborearlo en toda su magnitud. Este tipo de dulces se pueden dividir en cuatro categorías: tocinitos de cielo (de muy pequeño tamaño), yemas, acaramelados (hechos a base de mazapán) y fruta confitada. Veamos algunas recetas para preparar en nuestra casa. Yemas Ingredientes: 20 yemas, 5 huevos enteros, 1/2 kg. de azúcar y 1/4  de agua de vainilla. Elaboración: Se pone a cocer en un recipiente el agua y el azúcar, hasta que esté a punto para mezclar la yemas y los huevos enteros. Después de cuaja a fuego lento, y una vez cuajada la yema se deja enfriar. Cuando esté fría, se forman bolitas y se colocan en cápsulas de papel espolvoreándolas con un poco de azúcar glass. Acaramelados Ingredientes: 1/2 kilo de almendra pelada, 1/2 kilo de azúcar. Para el caramelo poner 1/2 kg. de azúcar, 1/4 litro de agua y limón. Preparación del mazapán: Se muele la almendra y se mezcla con el azúcar, humedeciéndose con un vasito de agua. Se pasa por la refinadora hasta que quede fino. Una vez obtenido el mazapán se forman distintas figuras (manzanas, fresas, peras, etc.). Para acaramelar las figuritas, prepararemos el caramelo con el azúcar, el agua y el zumo de un limón. Se pone todo al fuego hasta que la mezcla obtiene un color ocre. Entonces tendremos ya el caramelo. Con el caramelo a punto, se bañan las figuritas una por una. Delicadezas “Charlot” Ingredientes: 250 grs. de azúcar, 1/2 kg. de guindas, 1/2 litro de cazalla y una corteza de limón. Elaboración: En la época de las guindas, sin que estén rojas del todo, se ponen a cocer con agua y azúcar durante 10 minutos. Una vez cocidas, se retiran del fuego, se dejan enfriar y se meten en cazalla con unas cortezas de limón durante 3 días. Pasado este tiempo, se sacan del frasco, se dejan escurrir en una rejilla y se bañan con fondant. Preparación del fondant: Se pone al fuego 1 kg. de azúcar, 1/4 litro de agua y zumo de dos limones, y se deja cocer hasta que esté a punto. El punto se conoce metiendo una espumadera en la mezcla, al sacarla se sopla, cuando salgan pompas estará listo el fondant. Esperamos a que esté templado y lo movemos con una espátula de madera hasta que blanquee. Añadiendo distintos colorantes se obtendrán distintos colores en el fondant. Tocinitos de cielo Ingredientes: 30 yemas, 2...

Leer más

Tres tipos de hojaldres. Arte pastelero

Tres tipos de hojaldres. Arte pastelero

Hojaldre invertido Para elaborar un kilo de masa, los ingredientes son los siguientes: 460 grs. de harina, 10 grs. de sal, 120 de agua y 370 de mantequilla. En primer lugar, el día anterior y para que repose bien en el frigorífico, se amasa la mitad de la harina con la mantequilla, dándole una forma preestablecida para que podamos envolverla en la masa que se preparará al día siguiente. Para la segunda masa se mezcla el resto de los ingredientes. Cuando se vaya a preparar, se estiran con el rodillo las dos masas y se mete la masa de harina dentro de la mantequilla. A continuación se comienza a laminar, además de darle tres vueltas sencillas y dos dobles. Al dar las vueltas, la masa de mantequilla debe quedar por fuera. Una vez dada la segunda vuelta dejamos que se enfríe. Luego la sacamos de la nevera y se le da la segunda vuelta doble. Se vuelve a enfriar. Al rato se saca y se corta. Este tipo de hojaldre es muy recomendado para ochos, abanicos y palmeras. Las piezas ya cortadas se untan con huevo y se meten al horno fuerte. Antes se habrá añadido azúcar, almendra picada, etc., según el dulce que se desee confeccionar. Hojaldre azucarado Este hojaldre es ideal para rizos, pasteles, capas de milhojas y lazos. Se utilizan los siguientes ingredientes: 380 grs. de harina, 40 grs. de azúcar, 30 de vinagre, 200 de agua, 10 de sal y 40 de mantequilla. Se mezclan todos los ingredientes y se amasa bien. Añadimos la mantequilla, se lamina y damos la primera vuelta sencilla. En este tipo de hojaldre siempre se tiene que enfriar entre vuelta y vuelta; las totales son dos sencillas y tres dobles. Hojaldre rápido Este hojaldre necesita dos masas, una con 240 grs. de harina y 380 grs. de mantequilla, y otra con 240 grs. de harina, 10 de sal y 130 de agua. Se hace la primera masa con uno o varios días de antelación y se deja en la nevera. Se hace la segunda masa y la primera se saca y se corta en tacos. Se mezcla todo para que quede semi-amasado. Se termina de amasar a mano y se lamina. Se deben dar cinco vueltas sencillas, siempre enfriando entre vuelta y vuelta. Esta pasta es ideal para hacer tartaletas individuales y todo tipo de piezas pequeñas, ya que sube muy bien en el...

Leer más

El hojaldre. La quintaesencia del arte pastelero

El hojaldre. La quintaesencia del arte pastelero

El hojaldre está considerado por muchos como la quintaesencia del arte pastelero, siendo muy considerada la habilidad del repostero de trabajar y plegar la masa. Realmente se trata de una filigrana hecha de grasa, harina, agua y levadura. El tipo de harina utilizada es fundamental en función del tipo del hojaldre que se desee elaborar. Si se utilizan las denominadas “harinas flojas”, tendremos un hojaldre fino y ligero al paladar, lo que nos permitirá manejarlo con facilidad, permitiéndonos sin mucho esfuerzo dar vueltas y laminar. Los inconvenientes que nos encontraremos serán que se manejará con cierta dificultad en las terminaciones y que además suele influirle la humedad ambiental. En cambio, si se utilizan harinas fuertes, conseguiremos un hojaldre duro y recio que eliminará por completo los problemas que se presentan con las harinas flojas. El único inconveniente que presenta es que dificulta el laminado, tiende a encoger en el horno y es menos suave al paladar. En la elaboración de un hojaldre debemos tener en cuenta dos puntos básicos e importantes. Hay que hacer incapié en el suero que contiene y en el punto de fusión. La mantequilla no debe mezclarse en la masa con los demás ingredientes, por ello es conveniente que el grado de humedad de ésta sea del 14-15%, que nos permitirá conseguir la elasticidad que requerirá el laminado. El número de capas del hojaldre irá en función de las piezas a realizar y la proporción de grasa y de harina del hojaldre. A mayor parte de harina se deben dar un menor número de capas. Ingredientes: 380 grs. de harina floja. 40 grs. de manteca (podemos sustituirla por aceite vegetal, aceite de girasol o de oliva). 200 grs. de agua mezclada con un 10% de sal. 30 de vinagre. 340 de mantequilla. Se mezclan todos los ingredientes, excepto la mantequilla y la harina, que se añade en último lugar. Se amasa bien todo. La temperatura ambiente influirá en la dureza que adquirirá la masa. Es decir, será más blanda en verano y en invierno más dura. En general, la masa debe quedar más dura que la mantequilla a temperatura ambiente. Una vez preparada la masa se hace una pequeña bola con el fin de darle un poco de finura. Se corta para incorporarle el bloque de mantequilla. Cuando la mantequilla quede envuelta con la masa se hará un cuadrado lo más perfecto posible y se aplana bien con el rodillo. El siguiente paso es laminar. Para ello, una vez extendida la masa se dobla en dos y volvemos a darle con el rodillo, poniendo la masa al contrario. Es importante tener en cuenta que cada vez que se lamine y antes de darle una vuelta...

Leer más

Tejas de miel sobre sabayón helado

Tejas de miel sobre sabayón helado

Ingredientes: Galletas 80 grs. de azúcar glass 100 grs. de miel 100 grs. de harina 100 grs. de mantequilla líquida 150 c.c. de claras Hacer la masa de las tejas mezclando todos los ingredientes y añadir las claras. Después, dejar reposar durante seis horas. Hacer las galletas en placas untadas de mantequilla y, una vez doradas, dejar enfriar. Sabayón (ingredientes) 8 yemas 150 c.c. de oloroso seco 200 grs. de azúcar 400 c.c. de nata Montar la nata y reservar. Hervir el vino con el azúcar y quemar el alcohol. Batir las yemas y añadir el jarabe del vino y azúcar. Dejar que se enfríe la preparación en la batidora y añadir la nata. Dividir la crema sabayón en dos partes y a la primera añadir 100 avellanas tostadas y picadas. Guardar en el congelador una de las partes durante 4 horas. Presentación: Alternar capas de crema sabayón helada con las galletas. Decorar con un poco de sabayón líquido. Espolvorear con azúcar glass y decorar con fruta según...

Leer más

2.1.0